Esta semana un buen amigo me sacó una gran sonrisa con esta frase cuando me describía un problema que tenía con una persona, intentando, mediante esta simpática comparativa, analizar las causas de su comportamiento. Y, de inmediato, tomé la decisión... Seguir leyendo →